Antes de lanzarnos a la internacionalización de nuestro site, conviene pensar en el SEO internacional y hacerse estas tres preguntas:

¿Está ya tu web preparada?, ¿textos traducidos al idioma objetivo, optimizados para SEO y amigable para Google?

¿Sabes lo que están buscando ? Otro país, otra cultura. Maneras distintas de pensar, de hablar y de buscar. Es muy importante explotar al máximo con las herramientas digitales para encontrar las keywords, y de escucha social para conocer a fondo qué y cómo buscan los usuarios en el país en cuestión.

¿Qué ofreces? Posicionarte en el mercado internacional implica estar preparado para gestionar clientes en ese ámbito geográfico. Es decir, si tienes un E-Commerce, debes tener en cuenta detalles como las formas de pago, la moneda o la legislación de ese país. Dependiendo del servicio que se ofrezca, una atención telefónica en voz nativa para atender las consultas es un gran plus.

Si ya estamos decididos a realizar un trabajo de SEO internacional, nos platearemos estos otras preguntas:

  1. ¿es mejor tener un sitio web en cada uno de los mercados que nos interesa, o un solo nombre de dominio que abarque a todos los mercados que queremos tocar ?
  2. ¿Qué pasa con toda la confianza y reputación que habíamos podido construir alrededor de nuestro sitio web principal?
  3. ¿Hay que partir de cero para lanzar una nueva página web en un nuevo mercado?

 

Las claves del SEO internacional

 

El estudio del público objetivo en cada país

Como primer punto y principal, casi obvio, es que ante una estrategia de SEO internacional, antes que nada hay que realizar un exhaustivo estudio del público objetivo al que queremos dirigirnos. Es decir, llevar a cabo una E-prospección internacional.

En el estudio del público objetivo de los países de destino existen factores como ¿qué buscadores utilizan?. Si bien Google es el buscador más utilizado a nivel mundial, hay excepciones, como en China, Japón o Rusia, donde otros buscadores tienen una posición dominante.

Como cada buscador tiene su propio algoritmo y sus reglas de posicionamiento, conviene conocer estas en caso de que nos dirijamos a uno de estos países. Podemos hacer una consulta en  Forrester Research, Experian o ComsCore, que publican informes de manera periódica información sobre la cuota de mercado que cada buscador tiene en cada país.

(En caso de que queramos dirigirnos a un país en vías de desarrollo, habría que tener en cuenta la limitación de acceso a la red y el porcentaje de acceso a Internet).

El contenido multiligüe

Todo el esfuerzo de optimización que se haya realizado en un sitio web a nivel nacional tiene que ponerse también cuando queremos entrar en un mercado internacional. Y esta optimización no puede verse afectada negativamente por una pobre traducción de contenidos.

En España y Latinoamérica se habla castellano, pero no se utilizan las mismas expresiones para comunicarse, y hay palabras que tienen un diferente sentido. Por ejemplo en Mejico se utiliza la palabra “carro” para referirse a “coche”.

Dependerá mucho del sector que estemos abarcando, pero una palabra clave muy rentable en un país (refresco con sabor a limón, por ejemplo) puede no ser muy buscada en otro. Por ello, debemos hacer una investigación de palabras clave segmentada por países. La cultura, el idioma… Todo influye a la hora de estructurar los contenidos de una página web.

Igual ocurre con otros idiomas. Esto implica que hay que estudiar al público objetivo, conocer cómo hablan, como se expresan, como usan los terminos comerciales, o como hacen las búsquedas en los buscadores. En este punto es donde la escucha social juega su papel.

En todo caso, lo menos recomendable es hacer una traducción automática, ya que nos afectará negativamente en la calidad de los contenidos. Estos deben de ser revisados por un SEO nativo.

Para la creación de contenidos, hay que llevar a cabo un estudio de keywords  y conocer también los argumentos de venta que se utilizan en los países de destino. Una vez se tenga definido el contenido, hay que someterlo a una optimización SEO: titles, H1, meta descripción, anchor texts, atributo Alt,…

La Arquitectura del sitio web

Otro de los aspectos clave y quizá más engorrosos o delicados a la hora de plantearnos como hacer SEO internacional es todo lo relacionado con los aspectos técnicos, la arquitectura del sitio web, los dominios, etc.

De primeras nos surgen varias preguntas antes de abordar este punto: ¿tengo que crear un sitio diferente para cada país al que me dirigo?, ¿puedo generar popularidad hacia un subdominio?, ¿cuál es el nivel de popularidad de la competencia y qué dominios tienen?, ¿mejor subdirectorios o subdominios?

Los dos tipos de dominios preferentes para trabajar en un entorno internacional son:

  • Generic Top Level Domains (gTLD´s). No están asociados a un país en concreto, son más genéricos: .org, .eu, .net, etc.
  • Dominios con código de país (CCgTLD´s) (Country ccode Top Level Domains): dominios que están asociados a países concretos, .es para España, .fr para Francia, .de para Alemania, etc.

Los dominios ccTLD se posicionan mejor en el país correspondiente. Por ello, este sería el dominio recomendable para alojar en un servidor geolocalizado en el país. Mejora los tiempos de carga de la web y la experiencia de usuario.

las claves del seo internacional

Google agradece que se ayude a sus robots en su labor de recolección de datos. Por eso es importante que las URL de las páginas de cada idioma sean diferentes, para que sean más fácilmente identificables. Esto se puede hacer de varias maneras:

  • Diferentes dominios con diferentes ccTLD:  

ejemploweb.de, ejemploweb.en, ejemploweb.fr…, estos dominios quedan geolocalizados en su creación. Como comentábamos anteriormente, es la opción más recomendable. Permiten tener una presencia más importante en cada uno de los países a los que nos estamos dirigiendo.

De igual manera, podemos trabajar con más autonomía a nivel local y crear un contenido único para cada sitio web, adaptándose este mejor a las tendencias, peculiaridades regionales, localismos… Los buscadores prefieren esta estrategia, lo que repercute de forma positiva, en el ranking del sitio web.

Esta opción es fácil de gestionar para uno o dos idiomas, pero cuando se trata de varios, su desarrollo y mantenimiento puede resultar costoso de mantener ya que cada dominio tiene que estar indexado de manera independiente, al igual que su optimización: palabras clave, textos y contenidos,  páginas de destino (landing pages), estructura de contenidos…, todo esto genera un trabajo adicional.

  • Diferentes dominios con distinto ccTLD-gtld:

Esta estructura no debe usarse al menos que se quiera apuntar directamente a un país concreto. Si lo que se quiere es crear una variante de idioma es mejor utilizar una de las siguientes estructuras.

Es la opción más cara con diferencia. Habitualmente se utiliza en casos de grandes marcas multinacionales. El usuario tendría que comprar diferentes dominios (.es, .de, .com, .cat…) para cada uno de los idiomas en los que se quiere mostrar el site.

  • Diferentes subdominios con mismo ccTLD-gtld:

uk/es/.ejemploweb.com:(gTLD/subdominio) apunta a Reino Unido para usuarios que hablan español.

uk.ejemploweb.com: (gTLD/subdominio) apuntando a Reino Unido.

es.ejemploweb.uk:  (ccTLD/subdominio) apuntando a España. 

uk.ejemploweb.uk: (ccTLD/subdominio) apuntando a España para usuarios de habla inglesa.

Aquí cada subdominio tiene que ser indexado de manera independiente, lo que genera un trabajo idéntico al crear dominios territoriales sin sus ventajas en cuanto al posicionamiento.

Por contra, tienen a su favor que pueden ser alojados en el hosting local del país apuntado, lo que favorece su posicionamiento.

El punto más negativo de esta técnica es que la autoridad del dominio principal no se repartirá a través de los subdominios y la autoridad del site será de 0 para empezar en el nuevo país. Esto también implica que  hay que crear muchos más enlaces por separado, es decir, una labor de linkbuilding más costosa.

  • Diferentes subdirectorios con mismo ccTLD-gtld:

ejemploweb.com/fr/es:(gTLD/subdirectorio) apuntando a Francia para usuarios que hablan español.

ejemploweb.com/fr/: (gTLD/subdirectorio) apuntando a Francia.

ejemploweb.fr/es: (ccTLD/subdominio) apuntando a España.

ejemploweb.fr/es/fr: (ccTLD/subdominio) apuntando a España y a usuarios de habla francesa.

Consiste en introducir cada versión de la página en un subdirectorio diferente, como si fuesen secciones de la web.

Su principal ventaja es que hay una sinergia SEO total ya que todo está concentrado en un único dominio que se beneficia del peso de todos los enlaces. Ahorra tiempo y dinero en la gestión de la web y en la estrategia de posicionamiento.

Dos recomendaciones importantes si usamos subdirectorios: acortar las URL´s lo máximo posible y usar en ellas alguna palabra clave por la que queremos posicionar.

Hay que hacer uso de Google Search Console para registrar las subcarpetas como cuentas individuales y utilizar la herramienta de geolocalización para establecer la ubicación geográfica de cada una de las subcarpetas.

Quizás el punto en contra de esta estrategia es que el tiempo de carga puede llegar a ser más lento, por lo que hay que intentar conseguir la máxima optimización posible.

  • Uso de keyword en el idioma local más geolocalizar en Search Console:

Introduzco esta variable, ya que ha sido utilizada por mi en algún caso. Se trata de la utilización de una palabra clave en la estructura URL del subdominio o subcarpeta por la que nos interese posicionarnos mayoritariamente, en vez de utilizar los atributos idioma-país descritos anteriormente para geolocalizar dicha URL.

Por ejemplo: queremos posicionarnos con la palabra “gourmet” en el mercado inglés de Gran Bretaña: “uk/es/gourmetweb.com” podemos sustituirla por “gourmet/gourmetweb.com. 

Ahora bien, tendríamos un problema para su correcta geolocalización, por lo que habría que geolocalizar cada subdominio o subcarpeta en Google Search Console.

  • Microsites o subcarpetas por idioma:

Desarrollar versiones de un sitio web en muchos idiomas diferentes, sobre todo antes de conocer el potencial de cada mercado, puede suponer una inversión excesiva. Por lo tanto, se puede empezar por desarrollar al menos una versión completa del sitio web en un determinado idioma y un microsite o versión reducida de su sitio web, tal vez sólo compuesto por la página de inicio, cabeceras de sección e información de contacto, en cada uno de los idiomas en que quiere sondear el mercado potencial.

Estos microsites servirán para posicionar al menos en los términos más importantes relacionados con su sector en los buscadores de cada país.

Las visitas internacionales que llegarán a cada uno de estos microsites, serían transferidas a una de las versiones principales (francés o español, por ejemplo) hasta el momento en que se considerara suficiente el potencial del tráfico recibido como para desarrollar todo el sitio en ese idioma.

El análisis de tráfico de estas visitas, además, nos ofrecerá una información muy valiosa sobre los buscadores y términos de búsqueda empleados por la audiencia de un cierto país, secciones más visitadas, etc. Todo esto nos puede servir de ayuda para desarrollar la versión completa del sitio web en ese idioma.

Es por ello que en momentozero usamos microsites para prospectar mercados internacionales.

!! Muy aconsejable: comprar dominios ccTLD del país apuntado y que hagan referencia a nuestra web. Podemos no indexarles, simplemente es para evitar que nos puedan hacer la competencia, o bien podemos optar por indexarles y hacer un enlace 301 hacia el site principal.

La etiqueta hreflang, la clave del seo internacional

Quizás el punto más relevante dentro de las claves del SEO internacional. En la estrategia de posicionamiento web internacional se hace uso de diferentes idiomas y dominios ccTLDs, si el buscador en el que queremos posicionar es Google, tenemos que seguir unas directrices que indica el buscador.

El principal de ellos es que todas las URLs de nuestra web deben tener un enlace o botón que enlace a su respectiva versión en otro idioma. Para ello usamos la implementación de la etiqueta hreflang: rel=”alternate” hreflang=”x”, donde el valor “x” representa el  respectivo código de país. Este atributo ayuda a Google a entender que tenemos diferentes URLs con un mismo contenido pero traducido y segmentado para usuarios de diferentes lugares. Esto evitará posibles penalizaciones por contenido duplicado, en el caso de un mismo contenido muy similar traducido a diferentes idiomas.

Amplia la información sobre esta etiqueta en esta publicación: hreflang, la clave del SEO internacional.

Las claves del SEO internacional

La geolocalización de contenidosgeo_targeting_

Como ya se ha comentado, los buscadores tienden a favorecer los contenidos locales en sus resultados. Por lo tanto si queremos aspirar a ocupar los primeros puestos en los resultados de los buscadores y realizar un SEO internacional correctamente, hay que plantearse distintas opciones o técnicas para la geolocalización de los contenidos:

CDN o Red de Distribución de Contenido: básicamente un conjunto de servidores en diferentes puntos de una red que contienen copias locales de ciertos contenidos (imágenes, videos, documentos, etc.); y que están almacenados en otros servidores alejados geográficamente del hosting local.

Supongamos que el hosting local se encuentra en Madrid y que se crea un subdominio para posicionar en París. En este caso el servidor si es de calidad no tendrá problemas en llegar. Pero, ¿y si queremos posicionar en California?. En este caso el hosting se encuentra muy alejado, lo que provocará que la web se ralentice en su carga con la consiguiente penalización de Mr. Google. En este caso se puede contratar un CDN para que una vez alojados los datos de la web, esta cargue directamente de este “servidor espejo”, en vez de hacerlo desde el hosting local.

Esto hará que cada vez que un usuario entre en la web, ciertos contenidos de esta se carguen directamente de la caché del CDN en vez e hacerlo desde la propia web. Esto favorecerá el SEO internacional al mejorar  la velocidad de carga.

Geolocalización física del hosting: se trata de ubicar el hosting en el país deseado.  Hay proveedores de hosting que tienen los datacenter distribuidos por varios países lo que posibilita elegir dónde se quiere ubicar  cada plan de alojamiento para cada sitio web. Es la opción preferida por Google.

Orientación geográfica en Google Search Console: Hay que crear un sitemap diferenciado para cada dominio ccLTD, subdirectorio o subdominio sobre el que vayamos a aplicar una segmentación  y que ponga orden en la labor de mostrar la versión adecuada dependiendo del idioma del usuario. Si se segmenta por idioma y este se dirige a varios países, es mejor no especificar el geotargeting.

Indicadores locales: como números de teléfono del país de destino, correo electrónico u otras formas de contacto específicas del país.

Enlaces externos: la procedencia de estos enlaces que apuntan a una determinada web, también indican a Google donde se encuentra alojado el site.

Proxy-caché: Un proxy es un programa o dispositivo que realiza una acción en representación de otro en una red, como puede ser el registro de tráfico. Esta función de intermediario también puede ser aprovechada para geolocalizar contenidos que realmente están ubicados en otros países.

Por ejemplo, un usuario francés realiza una búsqueda hecha a una web geolocalizada en su país a través del Proxy, el estaría haciendo en realidad esa petición a un hosting ubicado en España. El navegador del usuario francés  no sabrá que la respuesta a la petición procedió originalmente de este hosting.

Una ventaja adicional del servicio de caché es que permite incrementar la velocidad de acceso a Internet, al crear y almacenar una copia  de las páginas más consultadas por los usuarios, evitando peticiones a servidores remotos, lo que conlleva un aumento de la velocidad de carga de las páginas, ya que no sería necesario solicitar de nuevo la página porque ya está almacenada en la caché (similar a un CDN).

El linkbuilding internacional

Uno de los puntos fuertes de toda estrategia SEO internacional debe ser la generación de enlaces de calidad que aumente la relevancia del site. Para una geolocalización fuerte que indique a Google de una manera todavía más clara a donde y a quienes queremos dirigirnos con el contenido, la obtención de enlaces locales por país es la mejor estratégia.

El planteamiento de la estratégia de linkbuilding local puede resultar no válida para una estrategia internacional, ya que los usuarios de cada país tienen intereses diferentes. Existen herramientas digitales para descubrir estos intereses por país, asi como los “influencers”, a los que dirigirnos. Esta información la podemos extraer de la E-prospección realizada con anterioridad.

El problema de la página home

Manejando correctamente todos los puntos anteriores, uno puede creer que tiene resueltos todos los aspectos del SEO internacional, pero falta un último punto que hay que saber resolver: es el llamado “problema de la página home”.  Haz clic en el enlace si te interesa descubrir de que trata este problema y cómo resolverlo.

 

¿Quieres expandir tu negocio internacionalmente vía online?

momentozero.uno